Sobre Lunet
Desde hace más de 35 años ofrecemos soluciones integrales de Facility Services a nuestros clientes. Durante este tiempo, nos hemos especializado para dar un servicio de calidad, próximo y adaptado a las necesidades de cada cliente

¿Cómo afecta la normativa GMP a la industria alimentaria y farmacéutica?

La normativa GMP (Good Manufacturing Practices “una buena forma de producir” ) consta de una serie de normas y directrices que deben seguir los fabricantes para garantizar la calidad y la seguridad de lo que producen. Estas normas son de estricto cumplimiento y avalan una uniformidad y un control de fabricación de acuerdo con la finalidad de cada producto.

En España podemos referirnos a la normativa GMP como BPF (Buenas Prácticas de Fabricación) o NCF (Normas de Correcta Fabricación).

La normativa GMP en un inicio se aplicaba principalmente en los sectores farmacéuticos, alimentarios, cosméticos y de productos médicos. En cambio, hoy en día debido a la situación sanitaria actual, su aplicación se extiende a muchas empresas del sector industrial.

Constituyen el factor que asegura que los productos se fabriquen de forma uniforme y controlada, de acuerdo con las normas de calidad adecuadas al uso que se pretende dar a los productos y conforme a las condiciones exigidas para su comercialización

GPM es el factor que asegura la fabricación uniforme y controlada de productos para disminuir los riegos inherentes que sufren durante estos procesos. Esta normativa garantiza que un producto o servicio cumpla los requisitos de calidad internacionales. Este tipo de normas se aplican en muchos tipos de industrias, pero sobre todo son muy conocidos en procesos de fabricación de la industria farmacéutica como en la industria alimentaria.

Normativa GMP en la Industria Farmacéutica

La normativa GMP en la industria farmacéutica es indispensable pues es sobreentendida la necesidad de garantizar que los procesos sean precisos, estrictos y reproducibles. La garantía de calidad es un elemento básico en la industria farmacéutica, ya que si se cometieran errores en la producción de medicamentos y se descubriera demasiado tarde las consecuencias podrían llegar a ser altamente perjudiciales para todos.

Cualquier laboratorio farmacéutico tiene la obligación de asegurar el cumplimiento de las normas a las que se tienen que someter. En este sentido, todos los productos farmacéuticos tienen que cumplir una serie de parámetros de calidad requeridos en cada fase del proceso.

La mayoría de los países solo aceptan la importación de medicamentos producidos de acuerdo a la normativa GMP, que es reconocida internacionalmente. Este certificado especifica en qué condiciones se ha producido un medicamento, verificando materiales, ingredientes, etc.

El objetivo final del control de calidad de fármacos es conseguir la perfección en el proceso de producción y asegurar al consumidor que el producto cumple los estándares de calidad y todos los requisitos legales.

Normativa GMP en la Industria Alimentaria

Cada vez es mayor la preocupación por parte de los consumidores acerca del estado de los alimentos y esto ha provocado que la industria alimentaria implante un control de los riesgos que afectan a la seguridad de los mismos, adecuando los procesos de producción de los alimentos e identificando y controlando los riesgos que comprometen su seguridad.

La normativa GMP en la industria alimentaria garantiza la integridad del proceso de fabricación de alimentos. Este certificado verifica que el procesamiento de los alimentos se ha desarrollado implementando un programa de seguridad alimentaria según los requisitos exigidos. Por lo que garantiza la importancia de producir y vender alimentos de calidad y seguros.

La normativa GMP en la industria alimentaria asegura la higiene y seguridad en toda la cadena de alimentos para la producción de los mismos.

Beneficios de implementar la Normativa GMP

Son muchos los beneficios que se obtienen al implantar la normativa GMP, puesto que aporta una mejora importante de seguridad para cualquier industria. Además, también aumenta la imagen de la confiabilidad de la compañía frente a la opinión pública, aumenta la confianza de los clientes y ofrece la capacidad de operar internacionalmente, ya que unifica requisitos y procedimientos a nivel internacional. De esta manera se garantiza un control de calidad mayor para las industrias, lo cual representa más protección para los usuarios y más seguridad para las empresas

Cada vez son más las empresas que obtienen un certificado GMP, con el fin de garantizar la transparencia de sus productos y procesos, respondiendo así a las expectativas de clientes. Por todo esto, desde Lunet te ayudamos a cumplir con la normativa GMP en tu empresa.

CategoríasLimpieza
Compartir en twitter, facebook, linkedin & whatsapp
¿Más información?

Contáctanos