Sobre Lunet
Desde hace más de 35 años ofrecemos soluciones integrales de Facility Services a nuestros clientes. Durante este tiempo, nos hemos especializado para dar un servicio de calidad, próximo y adaptado a las necesidades de cada cliente

Las 3 averías más comunes en los inmuebles

Cualquier inmueble está expuesto a una serie de imprevistos. El paso del tiempo, el desgaste por uso constante o cualquier accidente pueden provocar desperfectos y averías que requieren una reparación.

Sin embargo, no todas las averías son igual de frecuentes. Es por eso que hay algunas zonas de los inmuebles y edificios que debemos vigilar y cuidar con especial atención, ya que son espacios o elementos más proclives a sufrir una avería.

Así pues, la presencia de estas averías pone de manifiesto la importancia de contar con un mantenimiento y una prevención adecuados, especialmente cuando se trata de problemas frecuentes como los que os mencionamos a continuación.

¿Cuáles son las averías más habituales?

1. Problemas con la fontanería

Las averías en la fontanería son probablemente las más comunes en cualquier inmueble. Los edificios cuentan con un sistema para surtir de agua varios espacios como los baños, la cocina, el jardín, etc. y, si no se aplica un mantenimiento correcto, pueden aparecer desperfectos.

Los problemas más habituales relacionados con la fontanería son los atascos en los inodoros, en las duchas o en los fregaderos. Este tipo de averías son muy fáciles de prevenir con un cuidado y un mantenimiento adecuado, ya que simplemente debemos evitar desechar residuos por las tuberías.

Sin embargo, hay otras averías más graves que son más difíciles de predecir y prevenir, como por ejemplo las roturas o defectos en las tuberías.

2. Reparaciones eléctricas

El sistema de electricidad también suele presentar varios fallos conforme pasa el tiempo. En este caso, hay muchos tipos de averías, como sobrecargas en el circuito, bombillas fundidas, enchufes averiados, daños en el cableado, cortes de luz, etc

Aunque algunos de estos daños pueden solucionarse fácilmente, otros tienen más complicaciones y requieren de empresas especializadas en servicios de mantenimiento para las reparaciones.

La mejor manera de evitar problemas con el circuito eléctrico es no sobrecargarlo, desenchufando los electrodomésticos y dispositivos cuando no se están usando. Sin embargo, también es importante realizar revisiones periódicas de las instalaciones eléctricas, especialmente si se trata de edificios antiguos.

3. Cambios de cerradura

Cambiar la cerradura de la puerta de entrada es otro de los problemas más comunes en un inmueble. Hay muchas circunstancias en las que puede resultar averiada la cerradura de la puerta de un edificio.

El error más común suele ser dejarnos las llaves en casa pero también existen otros factores que pueden causar una rotura, como el paso del tiempo, una mala manipulación, un forcejeo, entre otros. 

Así pues, si alguna cosa tienen en común todas estas averías es que para evitarlas lo mejor es optar por un buen mantenimiento. De esta manera, si quieres proteger tu inmueble o tus oficinas, es importante recurrir a una empresa de mantenimiento como Lunet.

Este tipo de empresas se encargan de realizar servicios de mantenimiento preventivos y predictivos regulares que permiten evitar las averías antes de que se produzcan y así ahorrar en costes de reparaciones.

 

CategoríasMantenimiento
Compartir en twitter, facebook, linkedin & whatsapp
¿Más información?

Contáctanos